Buscar

¿Con qué alimentas el hambre de tu corazón?

Existen dos maneras de alimentarse. La denominada “nutrición primaria”, que se encarga de nutrir nuestro alma a base de las relaciones familiares, laborales, amistad, pareja y con nosotros mismos. Y la denominada “nutrición secundaria” que es la que se encarga de nutrir nuestro cuerpo con diferentes alimentos: proteínas, hidratos, azúcar… En muchas ocasiones, la alimentación primaria no está equilibrada o completa sino que tenemos “hambre del alma” y tratamos de compensarla de manera inconsciente con la alimentación secundaria. Pero ésta nunca va a aliviar y/o saciar el hambre del alma, sin embargo, si puede dañar nuestro cuerpo, que manifestaría ese dolor de diferentes formas. "Nuestro cuer

Me amo y me acepto completamente.

Me amo y me acepto completamente en mi camino de eterno aprendizaje. Con una mirada compasiva hacía mi y hacia todo lo que me sucede. Agradeciendo a la vida por traerme experiencias en las que actúo lo mejor que se hacerlo, y de las que SIEMPRE saco un aprendizaje que me transforma. Cada día una Laura nueva, cada día amándome más porque todo lo que hago, lo hago desde el corazón. ¿Y tú? ¿Te amas y te aceptas? Os dejo esta maravillosa canción de Diana Navaro. ¡Qué la disfrutéis!

SÍGUEME EN LAS REDES:

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

© 2020 Coaching, Psicoterapia, PNL y Eneagrama

           Constelaciones, Coaching X Valores, Mindful Eating